Ni siquiera el miedo esperaba encontrarse con alguien como yo

Suenan las campanas. Son las tres. 
Mi intuición sugiere que hoy mi vida va a cambiar.
Es mi mundo; se ha cruzado con la realidad y ha enloquecido.
Le he dicho al tiempo que me voy.
Que ya no le necesito y que no me importa la hora que marca el reloj.
Ha intentado persuadirme.
El viento sopla fuerte en mi contra y la tormenta está al llegar.
No me asusta caer. He venido a romper con la realidad.
A imponer mi mundo sobre sus leyes y a erradicar sus estereotipos.
Siempre he vivido en las nubes.
Con los pies en el cielo y la cabeza en las estrellas.
Aterrizaré a mi manera.
Este es mi mundo y nada ni nadie lo va a cambiar.
Mi cabeza es pura conspiración contra lo imposible.
Soy un idealista que vive en el absurdo de su imaginación.
Le he gritado al abismo que ya he saltado.
Que no hay marcha atrás.
Me he dejado el paracaídas arriba.
No necesito ayuda para volar.
El riesgo ya no es una opción, es una realidad.
Prefiero vivir sin certeza que respirar una vida sin metas.
El espejismo se ha esfumado y los filtros han desaparecido.
He roto mis capas y he vuelto a nacer.
Ya no necesito un disfraz.
Los límites abren sus compuertas ante mi vuelo en picado.
Ni siquiera el miedo esperaba encontrarse con alguien como yo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s